‘Falcon y el soldado de invierno’, el inicio de un nuevo héroe

La serie de Marvel funciona como una película de origen para el personaje de Falcon

Ya estamos aquí de nuevo con la serie del momento de Marvel: ‘Falcon y el soldado de invierno‘. En el artículo anterior hablamos más que suficiente sobre su sinopsis y en qué posición estaba todo el mundo, así que en este (además de comentar lo ocurrido en los 3 últimos episodios) nos centraremos en analizar adónde van los personajes desde aquí.

**CUIDADO LECTORES, QUE VIENE UN ALUVIÓN DE SPOILERS**

Empecemos hablando de los personajes. Concretamente de los secundarios, que son probablemente una de las mejores bazas de la serie. El gran barón Zemo vuelve a ser un alma libre y continúa luchando por conseguir su meta: un mundo libre de supersoldados. ¿Por qué? Él mismo explica perfectamente su postura en el capítulo 4: «Es una supremacista. El concepto del súper soldado siempre va a poner en peligro a la gente. Fue esa ambición retorcida la que inspiró a los nazis, a Ultrón, a los Vengadores…» (…)  «El deseo de convertirse en un superhumano no se puede separar de los ideales supremacistas». GRACIAS MARVEL. Haces muchas cosas criticables, pero tienes un don para darnos a los mejores (y a los peores) supervillanos. Zemo es un hombre complejo, que ha sufrido mucho, y precisamente esa historia trágica le da la fuerza para hacer lo que cree que se debe hacer. Por ese motivo, no duda en exterminar a los supervivientes de los Sin Bandera para silenciar de una vez por todas la fórmula del supersoldado. Al fin y al cabo, para soluciones pacíficas y los power up de la amistad ya tenemos al Capitán América ¿no?

Vamos con el que puede que sea el mejor personaje de esta serie: Sharon Carter. Tal y como predecían los fans más acérrimos, ella es la misteriosa Agente del Poder que controla el submundo de Madripoor. Harta del trato del gobierno, la sobrina de Peggy Carter ha decidido ir por libre y convertirse en una auténtica experta en el comercio de arte e información. ¿Nos sorprende? No, en absoluto. Peores cosas se merecen después de olvidarla de esa manera. Y esa escena post créditos, en las que según sale de recoger su absolución, llama para buscar compradores a los secretos de estado que obtendrá como agente… Touché. Épica. Maravillosa. Y un acierto total de interpretación por parte de Emily VanCamp. Prevemos mucho Sharon Carter en el futuro y sería un terrible error de Marvel si no es así. ¿Continuará su venganza? ¿Se mantendrá fiel a sus amigos? Habrá que esperar para verlo.

Un personaje con dualidad y matices, que ya iba siendo hora

John Walker (sí hombre, este muchacho que cogió un escudo y creyó que era un superhéroe) continúa su descenso a los infiernos. Le quitan el escudo y el cargo por el asesinato de uno de los Sin Bandera, como venganza por matar a su amigo. Así que él, en su mejor momento Bricomanía, se pone a rebuscar por el garaje y decide hacerse su propio escudo de metal. Muy útil, teniendo en cuenta que como supersoldado puede romperlo con un toquecito de nudillos. Sin embargo, el que ha sido el gran vapuleado por parte del público y los propios personajes recupera un poco de prestigio dejando su venganza a un lado (después de varios instantes de duda, seamos sinceros) para rescatar civiles. Obviamente no es Steve Rogers, al que alaba incluso Zemo, que le nombra como la única persona digna de ser un supersoldado, pero igual vale para algo. Por ese motivo, se le otorga el nombre de US Agent, al que los fans de los cómics ya conoceréis. También se prevén nuevas apariciones suyas, aunque en este caso bastante más innecesarias.

Y llegamos al plato principal: los dos caballeros que dan nombre a la serie. Bucky ha lavado su imagen casi por completo, al menos a ojos de los fans. Con su libretita de nombres en la mano, ha dado un paso adelante y ha hablado con las familias de sus víctimas. Si a eso le añadimos sus visitas al psiquiatra y su memorable labor animando y apoyando a Sam para que acepte su papel como Capitán América… ¿Quién recuerda ya que en algún momento fue controlado por Hydra? Ha habido mucho debate sobre la previsibilidad de su viaje y yo solo puedo decir que os entiendo a los dos bandos. ¿Es previsible? Sí, sin la menor duda. ¿Es necesario? Totalmente. Bucky no es un supervillano, jamás lo fue. De hecho, incluso cuando intentaba serlo despertaba más compasión que odio. Así que por mucho que nos repatee verlo unirse al club de «Las cosas se resuelven hablando», creo que merece continuar su viaje como él siempre deseó.

Y hablando de cosas previsibles, vamos con Falcon. Sam, tras varios capítulos de dudas existenciales, cambia su nombre de superhéroe y recoge el escudo del Capi. Eso sí, al menos Wakanda le proporciona un traje nuevo, que el azul y rojo ya está muy visto. Y vamos a ser sinceros, la jugada le ha salido de 10: con John Walker como predecesor, salvo que se dedique a matar a cachorritos ante las cámaras tiene el puesto más asegurado que un funcionario.

Y por si tenemos dudas, Marvel nos lo explica con su habitual sutileza
Que si, sabemos quién es el bueno y quién el malo. De verdad que sí

Aunque debo romper una lanza por Sam: no ha olvidado quién es ni las dudas que tenía. Va a ser el Capitán América, pero con su propia visión del superhéroe (algo más que necesario en plena época del Black Lives Matters). Y cómo no, nuestra querida Marvel ya ha sacado provecho del tirón: tenemos Capitán América 4 asegurada. En este caso no me atrevo a decir si es necesario o no, tendremos que esperar para averiguarlo.

Bueno, pues en general esto sería todo. Como innovación, dudo que ‘Falcon y el soldado de invierno’ se lleve un premio. Es entretenida, llena de acción y con mensajes interesantes, pero después de tantas películas que nos dan exactamente eso, no nos sorprende nada. Podría haber arriesgado más con sus personajes y tramas o simplemente haber llegado un poco más lejos con esos mensajes reivindicativos que se han quedado a medio camino. Pero no cabe duda de que su función la cumple: te da un plan para el finde y sienta las bases para la nueva fase de Marvel.

Si quieres ver la serie, entra en Disney+.

Valoración final de Mr McGuffin: 4sombreros

Lo mejor: el #SamBucky, un Zemo que escala puestos en el top TEN de villanos Marvel y la enooorme Sharon Carter.

Lo peor: las mil cosas previsibles y John Walker (que podéis llamarlo como queráis pero no convence).

2 thoughts on “‘Falcon y el soldado de invierno’, el inicio de un nuevo héroe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *