Billy Wilder Habla

Llega ‘Billy Wilder habla’ y no puedes perdértelo (salvo que estés muerto)

El 30 de abril Filmin estrenará un documental imprescindible sobre el director de joyas como ‘El apartamento’, ‘Con faldas y a lo loco’ o ‘Perdición’. Si 70 minutos escuchando a un señor de 83 años hablar te parecen un mal plan, es que aún no conoces a Billy Wilder.

En 1988, Volker Scholondorff (ganador del Óscar a la mejor película extranjera por El tambor de hojalata) entrevistó a Billy Wilder en su oficina de Beverly Hills para la televisión alemana. Aquellas cintas se difundieron en EE.UU y Alemania y, mucho tiempo después, dieron lugar a Billy Wilder speaks un documental de 70 minutos donde Wilder demuestra que no sólo era un director y guionista genial sino que, además, era un tipo ingenioso y capaz de contar muy bien su propia vida.

Billy Wilder concedió numerosas entrevistas a lo largo de su vida. Así, hay libros maravillosos como el que escribió Cameron Crowe o la biografía de Charlotte Chandler ‘Nadie es perfecto’ pero verle y escucharle expresarse alternando su alemán nativo tiene un encanto especial.

El cartel de "Billy Wilder habla"
El cartel no puede ser más de los 90, ni más feo. Pero no puedes perderte este fantástico documental.

El documental arranca con un señor mayor cruzando una calle de Los Ángeles. El señor tiene pinta de irse, en cualquier momento, a ver las obras del metro de Gran Vía, pero afortunadamente, en 1988, en Los Ángeles no había metro asi que, en lugar de eso se sienta a hablar de las 25 películas que escribió y dirigió a lo largo de su vida y de las casi treinta que escribió como guionista.

Y el espectáculo es fabuloso.

No sólo porque repite muchas de sus boutades favoritas –»A mí no me preocupa que los directores aprendan a escribir; me conformaría con que aprendiesen a leer»– sino porque, además, corrije a su entrevistador en media docena de ocasiones y demuestra un ingenio prácticamente infinito.

Repasa su carrera, desde sus primeros pasos como guionista hasta sus películas tardías como ‘Avanti’ o ‘Aquí un amigo’ y rememora sus encuentros con otros genios del cine como Ernst Lubitch quien le confesó que “después de rodar 70 películas, seguía muerto de miedo” cada vez que entraba a un plató.

Billy Wilder tenía 83 años en el momento de hacer estas entrevistas y, en mi modestísima opinión, demuestra una agilidad mental, una inteligencia y un ingenio que doblan tranquilamente las de cualquier cuarentón promedio, incluido un servidor.

Pero lo mejor de todo es que ‘Billy Wilder habla’ destila Oficio, así, con mayúsculas. Porque, pese a ser un tipo que ha firmado al menos diez de las mejores cincuenta películas de todos los tiempos, es un tipo que habla de su trabajo como si fuera carnicero, fontanero o conductor de autobús. Desde el convencimiento sincero de que él se dedica a contar historias porque es lo que se le da bien y lo que le gusta. Y parece demasiado preocupado por “reinventar el cine” cada cinco minutos ni por haber dejado un legado inmortal.

Y aquí es donde podéis empezar a llamarme rancio, pollavieja o hasta carcamal redomado pero, en un mundo repleto de gente que se hace selfies, que publica frases trascendentes en Instagram cada vez que va al WC y que quiere revolucionar el arte de la fotografía atándose un móvil al meñique y aplicándole el filtro “Valencia”, es un puñetero alivio escuchar a alguien hablar así.

Por eso, os recomiendo encarecidamente que veáis estos 70 minutos de cine con mayúsculas. Porque conocer a Billy Wilder es entender cómo se empezaron a construir buena parte del cine y la comedia contemporánea, incluyendo buena parte de las grandes comedias de los 80 y los 90.

Valoración de Mr. McGuffin: 4sombreros

Lo mejor: la sensación de estar viendo una entrevista en la que, cosa rara en el mundo audiovisual, el entrevistado dice lo que le viene en gana, sin cortarse apenas.

Lo peor: que dura 70 minutos y no cuatro horas y que resulta obvio lo improvisado que fue el rodaje original. Personalmente, puestos a ver cuatro horas de superhéroes, casi prefiero que el superhéroe haya hecho cosas como dirigir ‘El apartamento’ o ‘Uno, dos, tres’.

Y por si os he convencido… Podéis verla en Filmin.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *