el cuento de la criada

‘El cuento de la criada’ estrena su temporada más revolucionaria

Ya están disponibles los seis primeros capítulos de la cuarta temporada en HBO

**ALERTA QUE VIENEN SPOILERS**

Han llegado a HBO los primeros seis capítulos de la cuarta temporada de ‘El cuento de la criada’. Tras el llamado ‘’vuelo del ángel’’, en el que June salva a 86 niños, recibe un disparo. El resto de criadas la rescatan y disfrazadas de marthas consiguen refugiarse temporalmente en una granja.

June decide ir al encuentro de un contacto de Mayday (un ejército clandestino de criadas que combate Gilead) en un Jezabel (un burdel), donde se mezcla con comandantes de guerra que disfrutan de sus días libres. La protagonista mueve ficha, su prioridad ahora es acabar con todo aquel que sustente la nueva forma de estado. Así, envenena sus copas con belladona. Todas consiguen escapar, menos ella, que paradójicamente termina capturada por Nick, padre de su hija menor y con el que mantiene una relación afectiva complicada.

A raíz del encarcelamiento, durante el tercer capítulo, la torturan con la finalidad de saber dónde están las criadas que faltan. June consigue mantener el secreto hasta que finalmente la amenazan con hacerle daño a su hija Hannah. Por fin Gilead se muestra tal como es, un tsunami que absorbe sediento el miedo de sus integrantes para arrojarles todo su poder cuando se interpongan.

el cuento de la criada
La temporada más revolucionaria de ‘El cuento de la criada’ ya está disponible en HBO.

Cuando consiguen reunir a todas las criadas, las preparan para continuar con su misión: abrir las piernas y traer bebés al mundo. Las lleva tía Lidia, quien está a cargo de ‘’las niñas’’, en un autobús rojo reglamentario. Otra vez, la serie nos deja sin aliento: el vehículo hace una parada, tiene que pasar el tren. El conductor baja, necesita ir al excusado. Las niñas se miran, cómplices, y atacan a su instructora. Todas las criadas corren para cruzar las vías antes de la llegada del convoy. El conductor dispara a dos, el tren atropella a dos más, y vemos un increíble plano final en el que June y Janine, una buena amiga, escapan hacia un Chicago en plena guerra.

En este momento, el plano a cámara lenta, que cada vez es más frecuente, destaca de nuevo un momento crucial en el que no se puede volver atrás.

Curiosamente, consiguen un tanque de leche como medio de transporte. Un tanque de leche de Gilead que sería atracado por un grupo de maquis estadounidenses. No tienen pensado mantenerlas, ni darles comida, ni refugio. Todo tiene un coste, y el de estos artículos exclusivos es una mamada. Janine accede, pero tardan poco en retomar su camino.

Por otro lado, el comandante Lawrence (el actual propietario de June) propone un alto el fuego para que puedan escapar. Solo consigue convencer al resto de comandantes si llevan a cabo un bombardeo dos horas antes del cese, lo que él llama airoso ‘’efectos colaterales de la guerra’’.

El cuento de la criada
La guerra se recrudece en esta cuarta temporada de ‘El cuento de la criada’.

En la ciudad de los vientos caen bombas de punta, como bienvenida a las dos criadas. Todo se llena de humo. En ese humo se levanta June, se le pierde la pista a Janine, y aparece Moira, su amiga de toda la vida.

Y, como no podía ser de otra forma, en el capítulo 6 no nos resuelven las dudas, sino que nos generan más. Ni una pista del paradero de Janine y una gran cantidad de planos de June en el barco. Aunque solo por verla desembarcar en Canadá con su marido y su hija, aparentemente libre, merece la pena. ¿Podrá disfrutar de su merecido descanso o seguirá involucrada en la guerra? Habrá que esperar para averiguarlo.

La estética de ‘El cuento de la criada’

En una serie en la que las protagonistas encarnan un estado constante de censura extrema, se tiene que disponer de recursos audiovisuales para relatar lo que no se habla. Esto da paso a una estética incorregible construida sobre un estilo clásico y repleto de simbolismos.

En ‘El cuento de la criada’ cada color sirve para representar un rol; el rojo, elegido para las criadas, representa la menstruación, el sexo y la lujuria; el turquesa de las esposas alude a la Virgen y a su vez el contraste con el rojo representa infertilidad; el color marrón para las tías, el mismo que se usaba en los uniformes nazis; y las Marthas, silenciosas y casi invisibles, se ocupan de las tareas del hogar y visten un color verde muy pálido que se mezcla con las tonalidades de la casa.

Además, contamos con unas voces en off de June que derrochan interioridad, ironía y muchos argumentos que se quedan en el limbo.

Ahora, en la cuarta temporada, pese haber seguido una línea más bien fría con la gama de colores en el resto, parece que contemplamos una escena más cálida, o más amarillenta, más hostil, de guerra.

Valoración de Mr McGuffin: 5sombreros

Lo mejor: los planos, la estética, la capacidad de comunicación.

Lo peor: la serie no ha tenido el reconocimiento merecido en España. Consta de imágenes muy duras y es una historia muy difícil de ver, emocionalmente hablando.

No dudes en ver los siguientes cinco capítulo en HBO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *