Locura y virtuosos duelos interpretativos en la más que interesante ‘El faro’

El terror se busca por nuevas vías en ‘El faro’, un angustioso filme de Robert Eggers

Hay en esta película un aire malsano y enfermizo, que lo va inundando todo y que con el ritmo que adquiere el filme lleva a la locura al joven ayudante del faro, Ephraim Winslow, y al espectador.

La premisa es sencilla, una remota isla de Nueva Inglaterra en la década de 1890. Tras la muerte del anterior ayudante del faro, llega para ocupar su puesto el joven Ephraim Winslow (Robert Pattinson). Que convivirá durante cuatro semanas con el veterano farero Thomas Wake (Willem Dafoe), que no le pondrá las cosas fáciles. Todos guardan misteriosos secretos, tanto la isla como los dos encargados de cuidar y custodiar el faro.

En su segundo filme, Robert Eggers mantiene esa maravillosa y poética fotografía que ya destacó en su anterior película ‘La bruja’ (Robert Eggers ,2015). Como contraposición a toda la turbiedad del guion y al ritmo enfermizo del montaje. Belleza visual frente a la oscuridad de lo que va pasando y su ritmo inquietante. Y es, en la soledad de la isla y la claustrofobia del faro, donde va a transcurrir la acción. Entre la fantasía (sirenas y tritones) y angustia, se desarrolla el gran duelo interpretativo entre Willem Dafoe y Robert Pattinson. Desde mi punto de vista, con triunfo del veterano actor.

Los dos protagonistas adueñándose de la escena

Ante el asfixiante ambiente de la solitaria isla y la autoritaria y despótica conducta del antiguo farero, el joven Ephraim Winslow enloquecerá y nos hará enloquecer. El director huye de los clásicos clichés para provocar terror (sustos, cambios de sonido, monstruos terroríficos…) para transportar al espectador en un delirante carrusel de emociones claustrofóbicas y angustiosas, hasta su mitológico final. Y es esta búsqueda de nuevos mecanismos que generen terror donde el director sale más que victorioso.

La fantasía juega un papel fundamental en la película

Onanismos aparte, y hay que decir que varios onanismos no faltan, esta película juega con la mitología y el folklore. Algunos ejemplos son las mencionadas sirenas y las supersticiones que el veterano farero guarda sobre las gaviotas (el alma de los marineros muertos). Y, por otro lado, la mitología griega, según la cual Robert Pattinson se transforma en Prometeo. Este personaje es el titán amigo de los mortales, que roba el fuego de los dioses para dárselo a los humanos y transmitir así el conocimiento. Su final es ser castigado por Zeus, encadenado a una roca, donde un águila, todos los días, va a devorar sus entrañas.

Por otro lado, Willem Dafoe se correspondería con Proteo, dios del mar. Guardián del conocimiento y amigo de las bestias marinas que odia compartir el saber. Dentro del faro se dará una lucha de roles entre los dos personajes principales, y Ephraim Winslow (Robert Pattinson) terminará desafiando la autoridad del viejo farero. Simbólicamente, escalará el Monte Olimpo, esa escalera en espiral que lleva a la luz del faro y que Thomas Wake (Willem Dafoe) tanto protege. El joven ayudante de farero conseguirá probar la luz prohibida, ante la que se quedará ciego y será condenado a ser comido por las gaviotas como pago por su crimen.

Un final horrible, aunque no sé si peor que acabar con Bella Swan

Robert Pattinson, después de su desastroso debut en la serie de películas ‘Crepúsculo’, ha sabido encaminar su carrera como actor. Ha escogido papeles más interesantes, que permiten lucirse en la gran pantalla. En definitiva, Robert Eggers presenta en este filme de autor una película terroríficamente inquietante. No apta para todos los gustos, pero que destila una gran personalidad y un autor de cine de terror que ha venido para quedarse.

Valoración de Mr McGuffin: 4sombreros

Lo mejor: su enloquecedor montaje y ritmo, así como, su espectacular estética blanco y negro en su fotografía.

Lo peor: casi nada, acaso la lectura mitológica que se puede escapar a algunos, impidiendo una lectura más profunda.

Si quieres verla, está disponible en Amazon Prime Video.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *