FenaPortada

‘Fena: pirate princess’, un cliché muy entretenido

La serie original de Crunchyroll no resulta brillante, pero cumple de sobra su función

Hasta el momento, creo que todos podemos concluir que los originales de Crunchyroll hacen aguas. De hecho, incluso los incondicionales de la plataforma de anime en streaming han criticado los títulos que se han publicado con su sello. Por eso el anuncio de ‘Fena: Pirate princess’ provocó algunas dudas razonables sobre qué nos podríamos encontrar: una redención u otra decepción. ¿La respuesta? Ni lo uno ni lo otro.

Debo añadir que, hasta el momento, solo dos episodios han visto la luz. Y como suele ocurrir en estos casos, sirven más como prólogo, presentación de personajes y planteamiento de la trama que como historia propiamente dicha. De hecho, si de algo pecan es precisamente de eso: exceso de información y presentaciones a tutiplén, que los vuelven innecesariamente lentos. Aunque eso sí, las escenas de lucha del primer capítulo rompen maravillosamente la monotonía. Sobre todo, esa entrada épica de Yukimaru. Simplemente genial.

ASÍ SE HACE UNA ENTRADA, COMPAÑEROS. ESPADAZO A TODA VELOCIDAD Y POSE CON OUTFIT ESPECTACULAR INCLUIDO

Para los que no tengáis muy claro de qué va (aunque los títulos de los nuevos animes no suelen dejar espacio para muchas dudas), aquí tenéis una pequeña sinopsis. Fena Houtman es una joven que queda huérfana tras el ataque al navío donde viajaba con su padre. Durante el naufragio llega a una isla, donde permanecerá cautiva en un burdel hasta su mayoría de edad. Y esa noche será vendida al mejor postor. Por suerte, unos antiguos criados aparecen para rescatarla justo antes de conocer a su futuro marido y la llevarán a Isla Goblin. Un pequeño dominio, de cultura japonesa, donde una orden de samuráis unidos a su padre por una deuda juran protegerla. Además, le entregan un misterioso cristal que han protegido para ella desde entonces y que solo Fena podrá desentrañar. Pero para lograrlo, deberá viajar al lugar que su padre susurró en su último aliento: Edén.

Como ya habréis deducido leyendo la trama, no se puede llamar a la serie precisamente innovadora. Chica hermosísima con un pasado misterioso, amigo de la infancia que se vuelve un guerrero todopoderoso para protegerla, aliados impresionantes que aparecen en el momento más oportuno y un legado que no genera más que problemas. De hecho, casi podríamos catalogarlo como una gran suma de todos los clichés de animes y películas de aventuras. Por suerte, los personajes tienen el suficiente potencial como para desviar la mirada de ellos (o al menos eso esperamos).

Aunque algo ingenua, Fena es divertida y original además de inteligente. Y no se le caen los anillos por repartir patadas entre sus oponentes (algo que se agradece en una protagonista femenina de anime). Además, sus samuráis guardaespaldas parecen más un grupo de locos recién sacados del manicomio que unos verdaderos guerreros. Algo que esperemos dé mucho juego en los próximos episodios (mis esperanzas residen especialmente en el arquero y la inventora, que prometen historias bastante geniales). En el lado cómico, los gemelos y Yukimaru (su amigo de la infancia) tienen mención especial. No hay demasiados intereses amorosos que conquisten a la protagonista atizándola en la cabeza con un palo por hablar mucho.

No niego que Fena pueda resultar molesta. Pero oye, invítala al cine primero ¿no?

Para terminar, hay que dedicar un elogio especialmente grande a la animación. El hecho de contar con Nakuto Nakazawa como director y Production I.G como estudio (creadores de ‘B: The Beginning’) ya apuntaba maneras. Pero aun así el resultado sigue siendo impresionante, sobre todo en las expresiones y los ojos de los personajes. Aunque las escenas de lucha (solo hemos visto una por ahora, pero muy espectacular) también prometen. Esperemos que sigan cumpliendo nuestras expectativas… y no se dejen hundir por todos los clichés que arrastran. ¡Crunchyroll, confiamos en ti!

Poco más que añadir. Precioso

Valoración de The McGuffin: 3sombreros (bueno, dejémoslo en 3’5 por el palazo en la cabeza).

Lo mejor: los personajes tienen un enorme potencial y la trama pinta mejor en los próximos capítulos.

Lo peor: con tantos clichés en el planteamiento, es difícil que no acaben por adueñarse de la serie. Y en fin… quitadle el vestido de novia a Fena. Que tiempo ha tenido de cambiarse.

Si tienes ganas de verla, te espera en Crunchyroll.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *