D.P

Netflix sorprende con ‘D.P’, una dura miniserie sobre el servicio militar

‘D.P’ ha sido estrenada recientemente en Netflix y ha sorprendido por su dureza y su realismo

Todo hombre de Corea debe hacer el servicio militar según la Constitución de la República de Corea. Artículo 3 de la Ley del servicio militar”. Con este recordatorio empieza cada uno de los seis capítulos que componen ‘D.P: El cazadesertores’.

Y es que, aunque nos pueda resultar extraño, en la actualidad el servicio militar sigue siendo obligatorio para todos los hombres en Corea del Sur. Tiene una duración mínima de 21 meses y se debe hacer en algún momento entre los 18 y los 28 años.

Tráiler de ‘D.P’.

Llama bastante la atención que para ser algo de obligado cumplimiento, no sea tan habitual que se refleje o se mencione en las series coreanas. Sí se puede abordar el tema, pero tampoco es que sea tan común. Por eso mismo es todavía más llamativa la serie ‘D.P’. Ya que no sólo trata sobre el servicio militar, sino que denuncia la parte más tóxica y desgarradora del ejército.

La serie comienza cuando An Jun Ho (Jung Hae In), un joven con problemas familiares y un pasado traumático, deja su precario trabajo de repartidor y se alista en el ejército para cumplir con su servicio militar obligatorio. Desde los primeros momentos, ‘D.P’ muestra con una crudeza poco habitual el tremendo acoso al que se ven sometidos los nuevos soldados por parte de sus superiores.

Gacias a sus dotes de observación, a Jun Ho le reclutan para formar parte del D.P (Deserter Pursuit). Esta unidad de la policía militar se encarga de buscar a los desertores del servicio militar y traerles de vuelta. El trabajo se realiza en parejas fuera de la base militar, por lo que supone no solo un soplo de aire fresco, sino también una escapatoria al acoso sufrido por los superiores.

Tras un inicio bastante complicado, An Jun Ho acaba trabajando con el carismático Han Ho Yeol (Koo Kyo Hwan), que le enseñará las claves de su trabajo como cazadesertores. El personaje de Han Ho Yeol es despreocupado, pero profesional a la vez. Sus diálogos son ingeniosos y le aportan a la serie una pequeña parte cómica que se agradece mucho. Las personalidades de ambos protagonistas se contraponen, pero esto hace que formen un dúo muy icónico que funciona muy bien en pantalla. Ambos actores están sobresalientes y hacen muy buen trabajo.

La cara más amarga del servicio militar

Así, cada capítulo de ‘D.P’ se centra en un desertor diferente y se exploran los motivos que llevaron a esa persona a escapar del ejército. En todos los casos los desertores vivían experiencias tan traumáticas en el ejército que decidieron que era mejor escapar, a pesar del riesgo que eso conlleva.

En ‘D.P’ se ven escenas muy duras donde los soldados más novatos son blanco de golpes, acoso sexual, insultos, burlas… Todo esto se muestra de una forma muy cruda en la serie, sin ningún tapujo y dando a entender que es algo que por desgracia forma parte del sistema. Lo peor de ello es cómo estas vivencias transforman a las víctimas, cambiando de lleno su personalidad tras ser acosados en el ejército.

La serie tiene muy buen ritmo y mantiene la tensión en todo momento. La parte más policiaca está llena de escenas de acción muy bien llevadas. Aparte, es evidente su lado más dramático y de denuncia, muy crudo y realista. Pero además tenemos esos pequeños puntos cómicos gracias al personaje de Han Ho Yeol que hacen que la serie sea más digerible.

Por todo ello, sus seis capítulos de unos 45-50 minutos pasan muy rápido y nos dejan con granas de más. Los dos últimos episodios son especialmente buenos y nos llevan a un final impresionante con una escena post-créditos que deja sin habla.

Se habla de que puede haber una segunda temporada y aunque en mi opinión el final es muy redondo, creo que todavía podría haber ‘D.P’ para rato y yo seguiría viéndola sin dudarlo.

Valoración de Mr. McGuffin: 5sombreros

Lo mejor: La crudeza de la serie y la interpretación de los actores.

Lo peor: por mencionar algo, se hace muy corta.

Si te has quedado con ganas de verla, entra en Netflix.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *