tensei-shitara-slime-datta-ken-s2

‘Tensei shitara slime’, una segunda temporada irregular pero épica

Nos despedimos por ahora de las aventuras de Rimuru & co, pero ya tenemos a la vista película y una posible tercera temporada

La segunda mitad de la segunda temporada (sí, es un trabalenguas) de ‘Tensei shitara slime’ ha llegado a su fin esta semana. Y vamos a comentarla como se merece. Aunque teniendo en cuenta todas las tramas emergentes, nuevos personajes y problemas que ha tenido nuestro slime favorito… hay mucha tela que cortar. Así que vayamos por partes:

Por si estáis un poco perdidos, voy a empezar con un resumen rápido de la primera mitad. Rimuru vuelve de Ingrasia a su país en construcción, Tempest. Pero su viaje se ve interrumpido por Hinata Sakaguchi, una guerrera de la iglesia, que no está muy de acuerdo con el hecho de que los monstruos se autogobiernen. Tras una batalla bastante peliaguda para nuestro protagonista (o eso creía Hinata, que solo luchaba con un clon mientras Rimuru recopilaba datos) consigue llegar a la capital de Tempest, donde le aguardan sus amigos.

Pero el panorama que se encuentra allí es terrible: las fuerzas de la iglesia han matado a numerosos goblins… y a nuestra adorada Shion. Rimuru casi se deja llevar por la ira, hasta que Ellen le explica que hay una posibilidad de resucitar a todos sus amigos. Aunque para ello tendrá que convertirse en Señor Demonio, cosechando 10.000 almas humanas. Y cuando nuestro slime favorito se enfurece… no conoce la piedad. Tras una épica batalla, consigue su objetivo y resucita a sus compañeros, además de volverse más poderoso que nunca. Pero… ¿qué opinará el resto del mundo de la aparición de un nuevo Señor Demonio? ¿Podrá liberar a su amigo Veldora con su nuevo poder?

Su look de Señor Demonio es espectacular. Nada más que decir.

La segunda parte, que es de la que quiero hablaros hoy, comienza exactamente ahí. Presentando a Veldora a los habitantes de Tempest (algo que nuestro querido dragón otaku aprovecha para acoplarse en la ciudad como nuevo residente) y decidiendo cuál será la actitud del reino de Rimuru con los humanos. Y estas charlas se alargan y alargan durante al menos 4 o 5 capítulos, aunque aderezadas con pequeños momentos cómicos para darles algo de ligereza. ¿Lo consiguen? Pues teniendo en cuenta las quejas de los fans en las redes sociales, parece que no. Sinceramente, no tengo muy claro de qué lado posicionarme. ¿Se hace pesado en ocasiones? Sin duda. ¿Es necesario para la historia? También. Esas discusiones sientan las bases de las siguientes temporadas y de la trama en general, así que hay que ser pacientes.

Y esto se debe a la propia novela. Aunque ‘Tensei shitara slime’ tiene grandes escenas de acción, al final también es un slice of life. No solo presta atención a las batallas de Rimuru como otros shonen típicos, sino que se detiene en escenas cotidianas y en describir la formación del reino. Aunque para los más fanáticos de las peleas, podéis estar tranquilos. Tanto la batalla contra Falmuth (final de la primera mitad) como el Walpurgis de los Señores Demonios (final de la segunda mitad) tienen acción más que de sobra. Y como de costumbre en este anime, tanto los personajes como la animación brillan más que nunca en estos casos.

Walpurgis
Hay menos batallas pero mil veces más espectaculares. En mi opinión salimos ganando con el cambio

Mención especial para Rimuru, nuestro protagonista, que experimenta una enorme evolución esta temporada. No solo en poder y aspecto (que francamente, parece que le dibujan exclusivamente para enamorarnos), sino también en actitud. La pérdida de Shion le da el empujón que necesita para dejar de lado parcialmente su bondad e ingenuidad y ganar en determinación. Se ha convertido en un auténtico rey y hará cualquier cosa para proteger a su pueblo.

La aparición de Raphael como socia y consejera también es uno de los grandes momentos de la serie. Y el que posiblemente tendrá más trascendencia en el futuro. Además, su dinámica con Rimuru es simplemente maravillosa: son como un matrimonio que lleva 30 años de relación. Y te hace disfrutar de cada escena juntos. Veldora también se lleva la medalla de oro esta temporada. Su aparición multiplica drásticamente los momentos cómicos de la serie y consigue que te rías solo con verle en pantalla. Es tan otaku como nosotros, por favor, ¿cómo no quererlo?

Veldora
¡QUE HA HECHO UN KAME HAME HA! Y ha aprendido a controlar su poder con las Sagradas Escrituras (manga y novelas ligeras). ¿Es el mejor personaje del mundo sí o no?

Sobre los demás personajes, poco más que añadir. Que ‘Tensei shitara slime’ es una auténtica maravilla en lo que se refiere a aprovechar a sus secundarios. Con tantos nombres en la lista sería fácil que hubiera confusiones o que algunos cayeran en el olvido, pero es imposible. Sus personalidades están tan bien construidas que nunca pierdes el interés por lo que estás viendo en la pantalla, sea desde el punto de vista que sea. Por poner un ejemplo, tenemos la batalla mágica entre Shuna y Adalman. A ella nunca la habíamos visto pelear y Adalman entra como personaje totalmente nuevo, pero te mantiene al borde del asiento hasta el final. Rimuru, más te vale portarte bien con esa chiquilla. Luchar contra Clayman es mil veces mejor que enfrentarte a ella.

Shuna
Si Rimuru ve esto, no vuelve a intentar escaquearse para ir de fiesta con las elfas EN LA VIDA

En resumen, la segunda temporada de ‘Tensei shitara slime’ es muy diferente a la primera. En lugar de presentaciones y muchas escenas de acción, encontramos un cuidado desarrollo de los personajes y menos batallas pero absolutamente épicas. El eterno debate, cantidad o calidad. Aunque en mi opinión, es un cambio muy acertado.

Además, nos deja con un montón de preguntas para las próximas entregas. ¿Conseguirá Diablo (mi personaje favorito sin duda) hacerse con el reino de Falmuth? ¿Volverá Hinata para vengarse de Rimuru? ¿Podrán detener a Yuki? Para saber las respuestas, tendremos que esperar unos cuantos meses (o leer la novela ligera, como hemos hecho todos los otakus sin paciencia del mundo). Aunque al menos nos han dado un pequeño adelanto para ir calentando motores: tendremos película. Y con el éxito de esta serie, creo que podemos garantizar también una tercera temporada. Así que solo puedo decir… ¡RIMURU, TE ESTAREMOS ESPERANDO!

Valoración de Mr McGuffin: 4sombreros Bueno, más bien 4’5. Que las batallas son espectaculares.

Lo mejor: TODO. La trama, la animación y especialmente los personajes. Con mención especial a Rimuru, Veldora, Diablo y Benimaru. Chicos, enamoráis solo con salir en pantalla. Y Raphael, de mayor quiero ser como tú.

Lo peor: no sé si contarlo como algo malo, pero podríamos mencionar la duración de las charlas entre los personajes. Que aunque sean necesarias, a veces pueden llegar a saturar. Menos mal que tenemos a Veldora para alegrarnos…

Ya tienes la temporada completa en Crunchyroll. Si no las has visto, ¿a qué estás esperando? Y si la has visto… ¡siempre es buen momento de repetir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *