Cartel de 'Nueve perfectos desconocidos'

‘Nueve perfectos desconocidos’: la receta del éxito que sale rana

La prota, el guionista y la autora de la novela original en la que se basó la serie ‘Big Little Lies’ vuelven a hacer piña en ‘Nueve perfectos desconocidos’ esperando dar con otro agujero negro de nominaciones a los Emmy

La premisa de ‘Nueve perfectos desconocidos’ es interesante y está muy cerca de la de la celebérrima novela de Agatha Christie, ‘Diez negritos’. Propone que un grupo de personajes aterrizan en un extrañísimo retiro de bienestar llamado Tranquilum. Este centro, que en teoría prometía transformarlos y ayudarles a superar sus traumas… los acaba envolviendo en un enigmático misterio de difícil solución.

No suena mal, ¿no? Eso mismo pensaba yo. Esta sinopsis sustenta dignamente los primeros episodios de la serie, pero al tercero, cuando empiezas a necesitar que ese supuesto misterio se alimente con algo más de información… la serie se niega en redondo y comienza a estirar el chicle hasta que el visionado acaba volviéndose soporífero. Poco a poco, el interés inicial da paso al aburrimiento y el botón rojo del mando de la tele empieza a ponerte ojitos. Pero claro, como yo tenía que escribir este dichoso artículo, he tenido que tragármela hasta el final y estoy que trino, ¡QUE TRINO!

Imagen promocional de 'Nueve perfectos desconocidos' que parece reciclado de un anuncio de colonia empalagosa
Imagen promocional de ‘Nueve perfectos desconocidos’ que parece reciclado de un anuncio de colonia empalagosa

Además de ser insoportablemente aburrida, es muy difícil de ver. Opta por un tono dramático con tintes de suspense y terror… que no funcionan. Es como si intentase ser ‘Big Little Lies’ 2.0, pero sin todo su gusto y soporte narrativo. Así que se queda en eso. En el envoltorio grandilocuente de un contenido hueco. Un «quiero y no puedo» que se toma a sí mismo demasiado en serio.

Ojo, y eso no es lo peor. Lo peor es que ese clima de intriga mal construida se intercala con secuencias accidentalmente cómicas y las unas se cepillan el efecto de la otras. Es un desastre. Cuando la serie no pretende hacer gracia, la hace y cuando presenta un gag de alivio cómico, da una vergüenza ajena terrible. Y de verdad, basta de ponerle pelucas kilométricas a Nicole Kidman, por favor. Voy a tener que abrir un change.org o algo…

Michael Shannon, visiblemente agotado de soportar él solo todo el peso de la serie

Por otro lado, los episodios siguen una estructura muy forzada y simétrica, casi como si los hubiera escrito un autómata. Tooooodos empiezan con los nueve personajes disfrutando de toda suerte de lujos en el resort, en tooodos hay algún rifirrafe que se soluciona en minuto y medio… y toooodos acaban con un personaje mirando aleatoriamente a cámara y diciendo una frase catastrofista. Fin. Esa es, literalmente, la hoja de ruta de ‘Nueve perfectos desconocidos’. Ojalá estuviera exagerando, pero no. Todos los episodios son así de insufribles. En fin, no puedo dar más en detalles sin entrar en spoilers y eso no vendría muy a cuento porque los spoilers van en el siguiente párrafo…

Hola, este es el párrafo de los spoilers, bienvenidos. Voy a desquitarme a gusto, así que si aún queréis ver la serie, saltad al final. Me parece casi insultante que el misterioso remedio del que tanto habla Nicole Kidman con su acento ruso de Duolingo… sean drogas. Es que nada tiene sentido en esta serie, de verdad… Los subordinados de Kidman se tiran toda la temporada preocupados porque ella insiste en subirles las dosis de la droga a los pacientes, Kidman se pasa todo ese tiempo insistiendo en que lo tiene todo calculado… y, mientras tanto, los pacientes van dando tumbos por la selva totalmente fumaos. Por supuesto, todo esto te lo cuentan con un estilo tan afectado que pierde cualquier asomo de gracia.

Viñetica que pretende ser graciosa pero no se si es graciosa… ¿es graciosa?

El misterio no funciona, el terror no funciona, el humor no funciona, los actores están perdidos, el guion es un desastre, la puesta en escena es sosa de narices… y yo solo quiero meterme en la cama, abrazarme a la almohada y llorar como un cerdo.

Valoración de Mr. McGuffin: 1sombrero

Lo mejor: el reparto. Pero reconozco que ver a tantos actorazos desperdiciados en una serie tan sosa, también podría contar como desventaja.

Lo peor: su ritmo infernal. Es apabullante como puede discurrir tanto tiempo de metraje sin que pase absolutamente nada. De verdad, socorro. Terrible. Matadme. Basta. I want to break free. SOS.

Si habéis llegado hasta aquí y aún así osáis desoír mis advertencias y os apetece ver ‘Nueve perfectos desconocidos’, la tenéis en Amazon Prime Video… pero alguna cosa mejor tenéis que poder hacer con vuestro tiempo. No sé…

YYYYY si en su lugar os apetece ver una miniserie con una premisa similar pero ejecutada a la perfección, tenéis ‘White Lotus’ en HBO. Para que nos entendamos… ‘Nueve perfectos desconocidos’ es la ‘White Lotus’ de Hacendado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *