trollhunters

‘Trollhunters: el despertar de los Titanes’, una despedida digna pero no brillante

La película de Netflix cierra el universo creado por Guillermo del Toro con un espectáculo visual al que ya estamos algo acostumbrados

Lo reconozco, soy una de esas personas que no mira la edad recomendada de las películas o las series. Si encuentro algo que me llama la atención, caigo sin remedio. Y ese fue el caso de ‘Trollhunters’. Ni me molesté en buscar reseñas en internet, al ver la serie en Netflix me metí de cabeza y me pegué el atracón en un fin de semana. Merecidísimo, dicho sea de paso. Una auténtica obra de arte. Las siguientes temporadas mantuvieron el listón con elegancia y el final de la serie te deja al borde del asiento. Así que ¿por qué me costó tanto retomarla?

Mi mayor reticencia con ‘Los 3 de abajo’ y ‘Magos’, las dos continuaciones de este «Trollverse», es que los personajes principales pasan a ser secundarios, mientras que los secundarios de ‘Trollhunters’ dan un paso adelante o se introducen otros nuevos. Y aunque Jim y Claire siguen muy presentes, el problema fundamental es que no consiguen recoger el testigo. Jim es un personaje brutal, construido con tanto mimo y cariño, que carga con la trama sin despeinarse. Y Claire le da una réplica maravillosa (más que su novia, a veces parece su guardaespaldas). Y Toby… pues mira, no. Su papel de «amigo gracioso y comprensivo que apoya al prota» lo cumple (aunque a mí en ocasiones más que risa me dan ganas de pegarle con su mazo en la cabeza), pero no lo saques de ahí. Ni Douxie, ni Aja, ni Krel por majetes que sean tienen el mismo carisma.

¿Alguien duda de que Claire pueda partirle la cara a cualquiera que se meta con Jim?

Por eso, la película de ‘Trollhunters: el despertar de los Titanes’ me devolvía esos ‘feelings’ de la primera temporada. Todos los héroes juntos y compartiendo el foco de atención y saber qué se le había ocurrido a Guillermo del Toro para la épica despedida. Y por si fuera poco, la animación brutal a la que estábamos acostumbrados (que oye, enhorabuena a Dreamworks. Nunca decepcionáis) se vuelve épica. Todo pintaba espectacular. Y cuando me senté frente al portátil, lo disfruté como una niña pequeña. Acción, humor, magia, batallas espectaculares… Todo funcionaba y se complementaba bien (aunque a veces, acostumbrados al ritmo de una serie, pecaba de precipitados). Y la Orden de los Arcanos continuaba cumpliendo maravillosamente con su rol de villanos. La trama no innovaba ni arriesgaba especialmente pero se disfrutaba y mantenía el nivel. Con eso ya era feliz.

Entonces ¿POR QUÉ? ¿POR QUÉ ESE FINAL QUE LO ESTROPEA TODO?

*POR SI NO HA QUEDADO CLARO, A PARTIR DE AQUÍ VIENEN SPOILERS*

Vamos a ser claros (aunque ya lo he mencionado antes): el arquetipo del «mejor amigo graciosete» me toca profundamente la moral. Y Toby (o Ron en ‘Harry Potter’, o Grover en ‘Percy Jackson’, o Shaggy en ‘Scooby Doo’, o como puñetas le queráis llamar) se lleva el premio gordo en esta película. No discuto que a veces aporte. Ni que Jim haya mejorado gracias a él. PERO ¿HACER QUE RENUNCIE A SU PUESTO DE TROLLHUNTER PARA DÁRSELO A TOBY Y SALVAR SU VIDA? De verdad que no era necesario. Juro que no.

Evidentemente es necesario que un héroe haga sacrificios. Y que demuestre que se ha ganado el puesto. Pero darle el medallón a Toby, en mi opinión, cumple exactamente la función opuesta: echa por tierra todos los sacrificios y esfuerzos de Jim. Guillermo, te lo digo desde el cariño: hay otras formas. Mejores seguramente. Otra aventura épica (que puedes dejar en el aire si no quieres hacer más guion) para encontrar una cura, no dejar que la persona más frágil y problemática del grupo conduzca un camión (spoiler: acabar aplastado es lo mínimo que puede pasar)… No sé ¿eh? Y se me han ocurrido en 5 minuto sin romperme la cabeza. Eso por no hablar del recurso de volver atrás en el tiempo para modificar la línea temporal. Que oye, yo entiendo que esté de moda con los Vengadores. Pero por favor Hollywood… hay que innovar un poco.

¿Le daríais un camión? Porque yo dudo hasta de dejarle llevar un triciclo

Lo dicho. ‘Trollhunters: el despertar de los Titanes’ se disfruta, te entretiene, la animación es maravillosa, vuelven los protagonistas que nos enamoraron en la primera temporada… pero podrían haber hecho más. Puestos a dar un final a esta trilogía uniendo a todos sus héroes… que sea espectacular. Y sobre todo, no destruyas sus bases ni «banees» al personaje principal que has construido durante 3 series y que se ha ganado su lugar con esfuerzo al final. Jim merecía más. Y nosotros también.

Valoración de Mr McGuffin: 4sombreros

Lo mejor: personajes brutales, animación impresionante, buenas dosis de acción y comedia… es el final de una trilogía construida con esmero. Y se deja notar.

Lo peor: EL FINAL. EL FINAL. EL FINAL. Y MIL VECES EL FINAL.

¡No te lo pierdas! Entra en Netflix y únete al equipo ‘Trollhunters’

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.