‘Hometown Cha-Cha-Cha’, un k-drama perfecto para desconectar

Con ‘Hometown Cha-Cha-Cha’ Kim Seon Ho y Shin Min Ah se ganan el cariño de la audiencia en un agradable drama a las orillas del mar

Uno de los k-dramas que más está dando que hablar últimamente es ‘Hometown cha-cha-cha’. Desafortunadamente a pesar de sus buenos índices de audiencia en Corea, se ha visto un poco empañado por una controversia que se ha destapado con el actor principal y en la que ahora no entraremos, pero que posiblemente afecte negativamente a la popularidad de la serie…

Este drama trata sobre Yoon Hye Jin (Shin Min-Ah), una dentista que harta del trato de su jefa, deja su trabajo en Seúl y en medio de esa crisis personal decide visitar Gongjin, un pueblecito costero al que iba de pequeña con sus padres. En esa visita le suceden varias anécdotas que hará que empiece a conocer a los vecinos del pueblo. De esta forma decidirá abrir su propia clínica dental allí, ya que según le comentan los vecinos es uno de los pocos servicios que no tiene el pueblo.

Tráiler de ‘Hometown cha cha cha’

Conocerá a Hong Du Sik (Kim Seon-Ho), un hombre de su edad que se dedica básicamente a hacer de todo lo que le pidan. En definitiva, recados, encargos o trabajos de tiempo parcial en general. Se puede decir que es un manitas. Sabe de todo y los vecinos le van llamando según necesitan su ayuda. Es un personaje muy admirado y muy querido dentro del pueblo. De hecho se dirigen a él todo el rato como Hong Banjang (Jefe Hong).

Hong Du Sik enseñando todas sus licencias de trabajo. Vale para todo el hombre.

La serie es bastante interesante porque muestra cómo se relacionan personas muy diferentes. Por una parte Hye Jin es dentista, una profesión con bastante prestigio, buen sueldo y estabilidad. Mientras que Du Sik se dedica a pequeños trabajo que vayan surgiendo. Desde el primer momento se ve cómo a ella le choca esta forma de vivir y no la considera muy seria.

Por otra parte, ella es muy urbanita, y por qué no decirlo, pija. Viene de Seúl, una gran ciudad, y queda muy impresionada con todo lo que se encuentra en el pueblo, sobre todo con los cotilleos y rumores que se generan a su alrededor.

Esto hace que no se sienta muy cómoda al principio y prefiera distanciarse de los vecinos y no integrarse mucho. Sin embargo, el tener un negocio en el pueblo hará que poco a poco tenga que ir tratando cada vez más con ellos. En muchos casos el vínculo de unión entre ellos será Hong Banjang, lo que hará que su relación se haga cada vez más cercana.

Y es que la pareja que forman estos actores es muy buena. Muchos queríamos ver a Kim Seon Ho en un papel protagonista y lo cierto es que no defrauda. A Shin Min Ah no la conocía pero también me ha gustado mucho y me parece que hace muy bien su papel. La pareja tiene mucha química y ya se han ganado el apelativo de Dimple couple por muchos internautas. Si es que hay que quererlos…

The Ultimate Dimple Couple.

Por otra parte, también están las tramas de los vecinos del pueblo. Desde un músico retirado al que nadie recuerda, hasta unos padres divorciados con mucho rencor entre ellos, o unas ajummas la mar de entrañables a las que acabarás cogiendo mucho cariño.

La verdad es que las tramas de estos personajes secundarios ayudan a crear más cercanía en la trama, porque son todo historias familiares bastante entrañables. Eso sumado al ambiente que se desprende del pueblecito costero hace que sea un k-drama muy agradable e inmersivo. ¿Quién no querría visitar ahora el pueblecito de Gongjin?

‘Hometown Cha-Cha-Cha’ tiene muchos clichés propios del k-drama romántico, pero tampoco defrauda porque nos da precisamente lo que queremos: una historia bonita y tierna con unos buenos personajes principales y secundarios. Yo la veo como una buena serie de confort, ideal para cuando quieres ver algo que te haga feliz sin pensar mucho.

Valoración de Mr McGuffin: 4sombreros

Lo mejor: La pareja de Hye Jin y Du Sik.
Lo peor: No innova demasiado.

¿Te has quedado con ganas de verla? ¡Te espera en Netflix!


1 thought on “‘Hometown Cha-Cha-Cha’, un k-drama perfecto para desconectar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.