‘El Caballero Verde’, remake artúrico en Amazon Prime

Un viaje iniciático más paranoico que mágico.

‘El Caballero Verde’, 129 minutos de película con el Rey Arturo de secundario, se estrenó en Amazon Prime hace poco. El Heavy saca todo su metal para descuartizar este relato en The McGuffin.

La película es un remake de otra realizada en 1984 con Sean Connery como un “caballero verde” muy serie B y un protagonista más cerca del pornostar ochentero y el Péplum que de bravo héroe medieval.

Ambos filmes beben de la literatura del siglo XIV: ‘Sir Gawain y el Caballero Verde’, escrito en verso.

El desafío

Un Rey Arturo con dos telediarios y tres pasapalabras por disfrutar recibe, con toda su corte alrededor, la visita inesperada de un caballero singular. Sí, es verde. Es como el de “un monstruo ha venido a verme” con espinacas.

El tipo, el ente, el ser sobrenatural, plantea un desafío a todos los presentes. El ojo por ojo de toda la vida: un golpe de uno de sus caballeros a cambio de un golpe del susodicho ecoguerrero. Eso sí, la devolución será dentro de un año, casi como Hacienda.

El desafío, como tal, no interesa lo más mínimo y habría sido el momento de parar la reproducción y ponerme en bucle Los Caballeros de la Mesa Cuadrada’. Pero bueno, tras unos minutos de respiración zen mirando al infinito, volvimos con los 111 minutos de película que quedaban.

El prota

Gawain es el héroe de esta historia. El personaje posee el mismo nombre que el propio de la tradición artúrica conocido también como San Galgano y que, según cuenta la leyenda, también anduvo sacando espadicas de rocas duras, el Pablo Mármol de la antigua britania. Este señor Gawain, que no es ni caballero ni nada, será quien acepte el desafío. A partir de ahí, tras darle cera al bosquihumano y éste largarse entero y regenerado, nuestro protagónico espada irá en su busca para cumplir en tiempo y forma con lo pactado.

Como una especie de Penélope que no puede esperar tenemos a su “amada” Essel. Interpretada por la oscarizada (siempre quise meter este término) Alicia Vikander. Resulta que, en su incapacidad de ser un héroe, nuestro aspirante a caballero no acaba de dar la talla en esto del amor y el deseo.

El viaje

Así, la historia se convierte en el típico “viaje del héroe”. Esos viajes iniciáticos donde el protagonista sufre y vive toda una suerte de experiencias catárticas que le transforman y convierten en lo que luego es. Sí, George Lucas también hizo eso con Luke. Este viaje está plagado de elementos mágicos, oníricos y poca acción. Si juntas todos estos elementos también te sale un viaje familiar a Gandía en un Renault 12. Y ya os digo que es más apasionante.

Excalibur y la fotografía

A pesar de estar ante una cinta estrenada en este 2021, es palpable la herencia cinematográfica del Excalibur (1981) de John Boorman. La ambientación de interiores: lúgubres, poco iluminados y la explotación de los escenarios naturales, quizá esto último lo mejor del film.

 Una serie de planos y secuencias preciosistas y naturalistas son casi lo mejor del trabajo de David Lowery (‘Peter y el dragón’, 2016) y su director de fotografía Andrew Droz Palermo (‘Tú eres el siguiente’, 2011). Pero si no tiene un sustento dramático detrás lo suficientemente potente, queda hasta pretencioso.

Digo que son casi lo mejor, porque los ojos de Dev Patel en esos primeros planos consiguen dotar al personaje de toda una psicología que podría engancharnos con el viaje interior de un aprendiz de héroe que no quiere ni sabe serlo. Nada que ver con el actor de los ochenta.

Dev Patel, de intensa mirada
Miles O’Keeffe, buscando un golpecito

El final

La versión de 1984, aún siendo súper kitsch, tiene un final mucho más redondo con lo que se espera de un relato de estas características. Este “Caballero Verde” de 2021 parece querer jugar a dos cosas y, finalmente, pierde a las dos.

Valoración de Mr. McGuffin: 1sombrero

Lo mejor: Dev Patel y Alicia Vikander.

Lo peor: la película.

Eché un par de cabezadas pero se acaba viendo.

Está en el catálogo de Amazon Prime. También tenéis la versión con Sean Connery. Y luego os veis ‘La última cruzada’ para drenar la mala baba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *