‘Big Mouth’ se renueva para su temporada 5

Después de una temporada 4 en la que las referencias sexuales y escatológicas estaban desbocadas, ‘Big Mouth’ toma otros caminos para generar las tramas de la nueva temporada

La primera temporada de ‘Big Mouth’ fue un pelotazo. Algunos la tacharon incluso de tener eficacia educativa para los adolescentes, obviando lo bruto de sus chistes y sus referencias. Sin embargo, la temporada 2 -la más floja hasta la fecha- derivó en una trama con gags incrustados, en lugar de gags que hicieran avanzar la historia. Un ejemplo claro de esto son las primeras temporadas de ‘Los Simpson’: gags que hacen avanzar la trama, la desarrollan y la adornan, mientras que en el polo opuesto podríamos encontrar ‘Padre de familia’: el gag por el gag con una trama más o menos interesante detrás.

Las temporadas 3 y 4 de ‘Big Mouth’ fueron conscientes de ello y retomaron -al menos en parte- su esencia original, sin quitarnos momentos memorables como el estreñimiento de Andrew o la aparición del mosquito de la vergüenza.

La temporada 5 de ‘Big Mouth’ incorpora tramas amorosas entre los personajes que le dan aire fresco a la serie.

Pero esta última temporada parece haberse quedado sin recursos para generar tramas de puro descubrimiento sexual y por ello amplían su punto de mira para fijarse en la adolescencia en general. Maravilloso y divertidísimo el segundo capítulo, en el que reaparece El Mago de la Vergüenza en la piscina del instituto para hacer que todos acaben, por diferentes motivos, en el hospital (gracias al guionista al que se le ocurriera el gag del joker, por cierto).

Las grandes aportaciones de esta nueva entrega son dos personajes nuevos: El Bicho del Amor y El Bicho del Odio. Polos opuestos que acompañan y empujan a los personajes a hacer o decir cosas que les traerán diversas y, en su mayoría, divertidas consecuencias.

No abandona ‘Big Mouth’ las burradas y mantiene el tono de humor sexual y bestia que esperábamos. En eso no decepciona, aunque a veces el chiste queda más en bien en la burrada por la burrada. Un mal habitual en algunas series de animación para adultos, un mal made in ‘Padre de familia’ o ‘American Dad’.

Fotograma del 5×08 ‘Una navidad muy Big Mouth’.

Tenemos también la oportunidad de disfrutar en esta temporada 5 un especial navideño, el capítulo 8 (5×08 ‘Una navidad muy Big Mouth’). Normalmente los conglomerados de historias breves me suelen chirriar pero en esta ocasión se hacen amenas y divertidas. ¡Si hasta hay marionetas al estilo de la serie ‘Dinosaurios’ (1991-1994)!

En definitiva, estamos ante una buena temporada, no la mejor, que esa fue la primera, pero se trata de una entrega bastante entretenida. Echamos (echo) de menos que el entrenador Steve tenga más protagonismo. Pocos personajes más creepies y divertidos he visto en series de animación.

Valoración de Mr McGuffin: 3sombreros

Lo mejor: la amplitud de miras a la hora de elegir los temas para las diferentes tramas, el aire fresco que consigue la serie.

Lo peor: los gags burros sin gracia y casi sin pretensión de ser gags. Ah, ¡y que queremos más del entrenador Steve!

Puedes disfrutar esta y todas las temporadas de ‘Big Mouth’ en Netflix.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *