alerta-roja-netflix

‘Alerta Roja’, la sobrada de presupuesto que curiosamente funciona

Netflix ha hecho un Richard Gere y ha invertido en ‘Alerta Roja’ una «cantidad indecente» de dinero. Pero en un giro de guion bastante menos previsible que los de la película… la jugada les ha salido bien

En mi humilde opinión, hay dos tipos de películas si hablamos de grandes presupuestos. Están esas cintas que invierten el pastizal que han costado de manera elegante… y otras que parecen querer demostrar en cada escena lo carísimas que son. Pues bien, ‘Alerta Roja’ pertenece sin duda al segundo grupo.

Si te paras a analizarla, verás que si apartas los efectos especiales de explosiones, los coches más caros que tener que ir al médico en EEUU si has olvidado contratar seguro de viaje y los trajes/vestidos de diseñador (utilizados incluso en momentos en los que evidentemente no son necesarios)… trama lo que se dice trama no hay demasiada. Y la que hay no es para nada innovadora. Amigos míos, nos encontramos con la enésima cinta del policía (Dwayne Johnson) y el ladrón (Ryan Reynolds) que se han estado persiguiendo durante años para luego unir fuerzas al capturar a un enemigo común (Gal Gadot). Un enemigo que ha probado varias veces ser más inteligente que ellos y se la ha jugado de manera brillante. Y para justificar esta persecución, añadamos un tesoro legendario que tienen que conseguir antes que ella. ¿Os suena de algo?

En serio, esa trama la tenemos en varios formatos. Incluso en serie (‘Ladrón de guante blanco’)

Todo esto regado con explosiones, escenas de pelea bien coreografiadas, vestuarios maravillosos y las necesarias escenas de buddy movie donde vemos a los dos protagonistas estrechar lazos. Hasta aquí poco que añadir, salvo que apartando los chistes facilones, hay determinados gags sorprendentemente buenos. ¿Queréis ejemplos? La escena de Johnson montándose en el Porsche para una aparente persecución y siendo golpeado por otro vehículo. El misil que falla porque abren la otra puerta del helicóptero y se choca con una montaña. O que el bote de Reynolds se llame «vamos a salvarnos, Rose».

Y entonces, durante los últimos quince minutos de película, hay un enorme cambio. No digo que deje atrás sus momentos predecibles o que no se apoye demasiado en el presupuesto para compensar los fallos. Sin embargo, al menos intenta dar un giro de guion interesante para dejarnos con la boca abierta en el asiento. Podéis reiros y decir que tengo el listón demasiado bajo. Pero teniendo en cuenta lo que se cuece últimamente en Hollywood… me parece una auténtica maravilla.

Ah, y añadamos también unas vacaciones pagadas para la persona que tuvo la idea de hacer de Gal Gadot la «villana» de la película. Las mujeres no solo sirven en las películas de acción para tener que salvarlas o acompañar al prota a los eventos con un vestidazo. También pueden partir caras (quitándose los tacones para hacerlo. MUCHAS GRACIAS A LOS GUIONISTAS POR ESE DETALLE) y humillar con su ingenio a los protagonistas. Varias veces, por cierto. Y si encima aparece al final para salvar a los «héroes»… pues que sean unas vacaciones en el Caribe.

Les gana EN TODAS Y CADA UNA de sus interacciones. Solo se me ocurre decir «gracias» y «ya era hora»

Por lo demás… tanto el final como sus numerosas visualizaciones parecen indicar que tendremos segunda parte. Y sorprendentemente debo decir que me alegra. La química entre los personajes es buena y la trama puede desarrollarse perfectamente un poco más. Así que, por una vez, podría ser aceptable seguir apostando por el caballo ganador. Chicos de Netflix, que no se os vaya la cabeza. ‘Alerta Roja 2’ puede estar bien. ‘Alerta Roja 11’ (o incluso 5) sería excesivo.

Valoración de Mr McGuffin: 3sombreros aunque subo al 3’5 por el final y los momentos de villana de Gal Gadot.

Lo mejor: ALGUNOS gags de comedia, la química entre los personajes y, en general, toda la escena de la cámara acorazada. Ah, y ¿he mencionado a Gal Gadot?

Lo peor: en ocasiones se ahoga en clichés y se esconde demasiado tras las posibilidades que ofrece su enorme presupuesto para tapar las debilidades de la trama.

Si queréis verla, podéis encontrarla en Netflix. En «los más vistos», de hecho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *