‘Harry Potter: regreso a Hogwarts’, el perfecto regreso de la magia

Se cumplen 20 años del estreno de ‘Harry Potter y la piedra filosofal’ y HBO Max tira de nostalgia para volver a llevarnos a los pasillos de Hogwarts con buena parte del reparto

Antes de comenzar con el artículo, hay dos cosas que quiero explicar. En primer lugar, soy una Potterhead (como suelen conocernos a los fans más acérrimos de ‘Harry Potter’) hasta la médula. Así que os aseguro que mis expectativas a la hora de enfrentarme con este especial eran altísimas. Y segundo… que tengo los mejores compañeros del mundo por permitirme el privilegio de ser yo quien lo analice. Quizá haya sido un poco spoiler, pero supongo que con eso ya os haréis una idea de mi opinión.

Si sois de los que, como yo, se emocionan únicamente con escuchar los primeros compases de la banda sonora y ver el logo de Warner, sentiréis los mismo escalofríos al ver a Daniel Radcliffe, Emma Watson, Bonnie Wright y muchos otros caminando por los decorados de la película y tomando asiento en el Gran Comedor. Así comienza lo que, más que un especial, podría considerarse un homenaje al legado del joven mago. Y a partir de esas imágenes tan conmovedoras, se desarrolla un épico viaje en orden cronológico por cada una de las entregas. Un viaje conducido por los propios Radcliffe y Watson, que se encargan de hablar con actores y directores fundamentales en la saga.

Un enorme acierto, en mi opinión. Más allá de que Ron Weasley nunca haya sido santo de mi devoción, lo cierto es que Rupert Grint es sin duda el actor menos carismático del trío principal. Así que ceder la batuta a sus compañeros (con polémica incluida, ya que acusaban a Warner de haber añadido sus escenas en post producción) me parece la opción más inteligente. Con importantes ausencias, hay que añadir. Algunos de los actores más reconocidos ya no están entre nosotros y se hacen notar, al igual que aquellos que no han podido aparecer por edad o agenda. Pero en ningún momento se les deja de lado: cada anécdota o recuerdo los trae a la pantalla una y otra vez.

No sabemos si Rupert Grint es tímido y por eso habla menos o tendrá razón la polémica. Pero nos encanta igualmente

Si queréis ver este especial para obtener nueva información, desengañaos: apenas hablan de asuntos desconocidos para los fans. Con haber leído uno o dos artículos de curiosidades de ‘Harry Potter’ conocerás casi todos los datos que mencionan. Pero solo por ver sus reacciones mientras las cuentan o el cariño y la complicidad con la que interactúan, merece la pena ver este especial una y otra vez. Y eso que su duración (alrededor de 90 minutos) es una de las cosas que juega más en su contra, ya que es fácil para los menos acérrimos comenzar a impacientarse o aburrirse.

Pero para esas personas, solo puedo decir una cosa: esperad al 1:10:00 (más o menos). Porque desde ahí al final, estaréis demasiado ocupados buscando kleenex para aburriros. Los miembros del reparto con lágrimas en los ojos al recordar a los que ya no están. El in memoriam. Los más jóvenes (o que al menos lo eran mientras rodaban la saga) reflexionando sobre lo que ‘Harry Potter’ significó para ellos y sobre lo que ellos significaban para sus compañeros. Y, por encima de todo, el cierre del especial, que te deja con el corazón en un puño.

Es un poco spoiler, pero es imposible que no se nos caiga una lágrima al cerrar el especial con esta imagen. Alan, te echamos de menos.

Son escenas con las que es imposible no emocionarse y que los guionistas han reservado ingeniosamente para casi el final. Y gracias a las cuales es posible dejar de lado la polémica que ha traído consigo la reunión: la «exclusión» del especial de J.K. Rowling por sus declaraciones tránsfobas, que fueron recriminadas incluso por miembros del reparto. Aparecen imágenes de ella, sí. Pero de una entrevista antigua, bien rotulada con la fecha para evitar equívocos. ¿Acierto o error? Eso cada uno tendrá que decidirlo. Yo estoy a favor de separar la ideología del autor de su obra, pero insisto: cada uno es libre de opinar como quiera.

Controversias aparte, hay dos cosas que nos deja muy claras el especial. En primer lugar, que hay una razón para el estelar triunfo de la saga: su espectacular reparto y la química irreprochable que hay entre ellos. Si nos creemos a la familia Weasley o la amistad entre Harry, Ron y Hermione es porque realmente existían. Al parecer, apostar por la confianza, la amistad y el apoyo entre los miembros del reparto funciona mejor que la competitividad. ¿Quién lo diría, verdad, gran parte de los directores de Hollywood? Y segundo, que a día de hoy todavía es prácticamente imposible medir la relevancia que tuvo (y continúa teniendo) ‘Harry Potter’ en la cultura popular.

Hay algo indiscutible: esta imagen marcó el final de una era

Para aquellos (entre los que me incluyo) que hemos pasado buena parte de la infancia en Hogwarts, no es solo que les hayamos visto crecer en la pantalla sino que hemos crecido con ellos. Y para los más jóvenes… son un referente, unas películas que consideramos imprescindibles en la estantería. Estamos hablando de la tercera saga con más recaudación de la historia y una autora que fue la primera en hacerse billonaria escribiendo. ¿A qué se debe ese éxito brutal, entonces?

En mi humilde opinión, hay varios factores clave. El descubrimiento de que los niños/jóvenes son (o al menos eran en esa época) un sector del mercado que había sido profundamente desaprovechado. Permitir que la autora de la historia jugara un papel fundamental en su desarrollo. Un ENORMEMENTE cuidadoso trabajo de selección a la hora de elegir actores, directores y equipo. Un universo dibujado al detalle de manera exquisita. Y, por encima de todo, una trama que, dejando la magia a un lado, permite que todos podamos identificarnos con sus personajes.

Como los propios actores indican, Hogwarts es un refugio para los inadaptados, para los frikis, para aquellos que creen que no encajan en ninguna parte. Absolutamente cualquiera de nosotros puede tener magia en su interior. Y da igual que seas un huérfano con gafas, ropa vieja y grande y una familia horrible. Puedes encontrar a personas que te acepten por ser quien eres y que te apoyen de manera incondicional. Precisamente, si por algo se caracteriza ‘Harry Potter’, es por defender los valores de la amistad, la lealtad y el coraje. Al fin y al cabo… Hogwarts siempre ayudará (y esperará con las puertas abiertas) a quien lo merezca ¿no?

Valoración de Mr McGuffin: 4sombreros Para ser justos, querría ponerle un 5, pero aquellos que no sean fans fieles de la saga pueden verse sobrepasados por la duración. Así que lo dejaremos en 4’5.

Lo mejor: la complicidad entre el elenco y lo bien integrados que están los cortes de las películas y los vídeos del público.

Lo peor: la duración y las grandes ausencias en el elenco.

Puedes (y debes) verlo en HBO Max.

2 thoughts on “‘Harry Potter: regreso a Hogwarts’, el perfecto regreso de la magia

  1. Si para que escribiese este artículo ….habéis esperado a que dejase de llorar…. mal hecho…con las lágrimas se escribe mejor…… pero me gusta el artículo…y el especial también….a los potterhead…no nos cansa Harry Potter…. ALWAYS…como dice mi caro.

  2. Jo, tienes toda la razón, me ha gustado mucho el artículo, menos que digas eso de Rupert, es un actor y un personaje muy querido para muchos!!!! Aún así, un 10 a este artículo! Jeje

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.