Euphoria

Euphoria

‘Euphoria’ 2X01: vuelven las fiestas, el brillo y una gran postproducción

El primer capítulo de esta temporada augura más líos, más odios y más penas. ¿Habrá alguna novedad en la trama?

Me gustaría comenzar con una confesión: no soy, en absoluto, fan de las series de adolescentes; pero creo que ‘Euphoria’ es diferente. Esta serie da un salto cualitativo respecto a las demás opciones de este género. ¿Por qué? Por su narrativa audiovisual. La trama es muy simple, y en eso no aporta novedad alguna. Si bien es cierto que profundiza en las dinámicas actuales, no hay que ver ‘Euphoria’ por lo que cuenta, sino por cómo lo cuenta. El uso de la cámara, luces, edición…, en fin, todo lo que entra por los ojos es fantástico.

Fezco ha sido siempre un favorito
Fezco ha sido siempre un favorito

Este inicio de temporada abre sacando a la luz el pasado de Fezco. Al fin toma verdadero protagonismo el que quizás sea uno de los mejores personajes de las serie. Desde un primer momento se ganó nuestra simpatía. Y ahora quedará claro que Fezco no es un simple camello con algún tipo de problema neurológico. Pero, como sucede en toda tragedia –y todo apunta a que Euphoria acabe siéndolo–, los buenos acaban escaldados. En la temporada anterior, Fezco y Nate Jacobs tuvieron, por así decirlo, un fuerte encontronazo. Ahora es el momento de saldar cuentas, y en este primer episodio asistimos al único momento de la serie en el que alguien trata a Nate como se merece, pero ¿con qué consecuencias? Está claro que los prejuicios serán decisivos en ellas.

Como contrapartida tenemos al detestable Nate. Parece que este personaje no podría resultar más repulsivo, pero es capaz de superarse cada segundo. En este capítulo podremos asistir a otra de sus grandes acciones. Es lo mismo de siempre, pero su actitud aumenta en la escala de «repulsividad».

El resto de personajes se mantiene en la misma línea: una mezcla de penosidad, melancolía y falta de autoestima juveniles. Pero estos sentimientos tienen la misma consistencia que el valor de una promesa en esta serie. Sí es cierto que hay un par de momentos que mantienen tu atención y añaden tensión, pero no va a mayores. Hay algún que otro reencuentro que no cuadra mucho, y nuevos personajes que no tenemos muy claro qué rol desempeñarán a pequeña y gran escala.

Ruth frente al abismo
Rue frente al abismo, ¿o no?

Lo más chocante quizás sea el caso de Rue. El fin de la temporada anterior le auguraba una recaída aún más fuerte, y el inicio de esta temporada empieza confirmándolo, pero, de repente, ¡sorpresa! ¿Qué demonios está pasando? Tengo la sensación de haberme perdido una fracción de tiempo considerable. Quizás sea fruto de la espera entre una temporada y otra; o, tal vez, un astuto juego con nuestras expectativas. Tampoco quiero dar muchos detalles de lo que sucede ni condicionar al espectador, pero me cuesta encontrar el sentido de lo que he visto.

De cualquier manera, esta segunda temporada parece mantener la misma dinámica y el mismo objetivo: retratar la pérdida existencial del adolescente de la generación Z, a través de la vacuidad de su modo de vida. Como conclusión del visionado, establezco lo siguiente: si la historia no te enganchó, no te centres en la trama. Dedícate simplemente a mirar la pantalla.

Valoración de Mr McGuffin: 4sombreros

Lo mejor: luces, cámaras y acción.

Lo peor: las historias que iluminan las luces; las historias que graban las cámaras; y la acción que da vida a las historias.

Puedes verla en HBO Max.

1 thought on “‘Euphoria’ 2X01: vuelven las fiestas, el brillo y una gran postproducción

  1. Me encanta esta serie!!! Estoy totalmente de acuerdo con lo de Fezco, por fin le dan la importancia que merece a ese personaje!! Por otro lado, en lo de que la trama es simple jajajaja para nada desde mi punto de vista! En lo demás muy de acuerdo!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.